Menos ayudas al pobre, en nombre del fraude