Menos habitantes, y más viejos