Menos perceptores de las pensiones más bajas

  • El poder de la revista está en TUS manos. Súmate a este proyecto cooperativo.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Puedes leer todavía 1 artículos gratis este mes.

    España estrenó 2013 superando por primera vez los nueve millones de pensionistas contributivos (lo que en enero pasado, pese a que las pensiones no se revalorizaron en línea con los precios, elevó el gasto  a 7.653 millones de euros).  Cinco años antes,  había 8.470 millones; es decir, que el incremento ha sido del 6,1%. Es la tendencia contraria a la que siguen las pensiones no contributivas, las más bajas, las de los que no han cotizado nada, o las de quienes lo han hecho durante muchos años, pero no los suficientes (13 años, por ejemplo). Entre 2006 y 2012 el descenso global de estas pensiones, en teoría ajenas al devenir de la economía y que no se pagan con las cotizaciones de la Seguridad Social  sino recurriendo a los Presupuestos Generales del Estado (se supone  que no compiten entre sí por dinero),  fue del 7,17%, hasta 646.317 perceptores. El Imserso atribuye el descenso al hecho de que algunas ayudas que se engloban bajo el paraguas de las pensiones no contributivas (PNC) son prestaciones suprimidas.

    Desde 1990 y 1992 no existen nuevos beneficiarios del subsidio de garantía de ingresos mínimos o SGIM ni de pensiones asistenciales de vejez e incapacidad o enfermedad (PAS). Así, se produce una “consolidación tanto en el número de nuevos solicitantes de PNC como en la estabilización de la gestión en los distintos ámbitos territoriales”, añade el Imserso. 

    Sin embargo, cabe destacar que en los tres primeros meses de 2012 se registró un aumento del 0,27% de las pensiones de jubilados y de invalidez (251.204 y 195.289, respectivamente) no contributivas. “Sería precipitado afirmar que se haya iniciado un cambio de tendencia”, opina el Imserso.

    Las PNC se actualizan “al menos” como las contributivas. En teoría, por ley estas se revalorizan según los precios. El año pasado no ocurrió, y en 2013 han aumentado un 1% (luego, restándole la inflación, ha habido una pérdida de poder adquisitivo de 1,9 puntos porcentuales).  Pero para las pensiones que no alcanzan los 1.000 euros al mes, la subida es del 2%. Es de lo que se habla: la PNC es de 364,90 euros al mes o 5.108,60 euros al año y, aunque se trate de una pensión íntegra a la que se le sume un complemento por necesidad de otra persona, nos referimos solo a 547,35 euros al mes (7.662,90 al año). Algunas pensiones contributivas no están muy lejos (las hay de 590, de 439 euros).

    Todos los años, las PNC se revisan para ver si quien cobra tiene derecho a ello. Según un estudio del Imserso sobre Evolución de la Gestión 2006-2012 de las PNC de la Seguridad Social y Prestaciones Sociales y Económicas de la LISMI, en el 11% de casos se modificó la cuantía tras la revisión y en el 3,2% se les extinguió el derecho. Pero cuando las revisiones son de oficio o a instancia de parte, el 43,9% ha dado lugar a la extinción del derecho a cobrar. Tras el fallecimiento del interesado, el primer motivo por el que se extingue una PNC es  por el requisito de carencia de rentas (por superar los ingresos de la unidad de convivencia).

    Otros artículos de este número:
    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario