“No puedes abandonarte”