Todo para el ‘rey del capital’