Alquilar la casa y ayudar al barrio

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Diciembre 2017

    Alternativa: En el universo de los Uber y los Airbnb, se abren paso nuevas apuestas por la colaboración que beneficien a la comunidad.

    Una asistente al OuiShareFest de noviembre aporta ideas a la comunidad. FOTO: ANDREA BOSCH

    La plataforma Airbnb, que pone en contacto a usuarios que alojan a viajeros en una habitación de su casa o en uno de sus apartamentos turísticos, no nació pensando que se convertiría en una empresa que  iba a atraer miles de millones de dólares de inversiones, ni se suponía que acabaría teniendo enfrente como rival al mismísimo lobby hotelero a escala global, ni que fuera a requerir intensas (y a veces tensas) negociaciones con las administraciones, especialmente las locales.  Su éxito es innegable si se tienen en cuenta sus 3.000 millones de dólares de ingresos anuales en conjunto o los 11 millones de personas que se han alojado en viviendas anunciadas en Airbnb en España. “Estupendo, ¿y eso es justo para quién? El turismo genera...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.