El movimiento cooperativo inicia un relevo generacional