Hasta siempre, Carles ‘Capde’