Solidaridad // Una colmena para la economía social

  • Octubre 2020
    Getty

    Un fondo mutuo impulsado por la Fundación Finanzas Éticas moviliza recursos económicos de apoyo a las empresas del sector.

    La base de los programas de apoyo a las empresas y autónomos para sobrevivir al coronavirus han sido, sobre todo, los créditos avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO). En muchos casos, estos préstamos con aval del Estado han servido ciertamente para parar el golpe más inmediato, pero a costa de aumentar la deuda en un contexto de incertidumbres extraordinarias. Es decir: ¿realmente se podrán devolver? ¿Se ha parado el golpe o simplemente se ha aplazado?

    Para tratar de escapar de esta lógica, o al menos matizarla, varias experiencias de la economía social, que parten de planteamientos inspirados en la ayuda mutua, tratan de movilizar recursos económicos de apoyo a las empresas del sector sin contraprestaciones: a través de donativos y fondos no retornables que permitan apuntalar empresas afectadas por la crisis brutal, o incluso reformularse para adaptarse mejor a los nuevos tiempos convulsos sin tener que sobrecargar la pesada mochila de la deuda.

    Capacidad de aguante

    Una de las iniciativas más originales en esta dirección es La Colmena, un “fondo mutuo para la reactivación de la economía solidaria” impulsada por la Fundación Finanzas Éticas, vinculada a Fiare Banca Etica, una de las entidades financieras de referencia de la economía social. La iniciativa cuenta con la colaboración de la Red de Finanzas Alternativas y Solidarias (REFAS) y su potente red de entidades asociadas.

    Los donativos respaldarán 20 proyectos

    Pese a que la base de las operaciones de Fiare Banca Etica es precisamente otorgar créditos (y ha canalizado también créditos ICO hacia pymes, autónomos y entidades de la economía social), la fundación ha puesto en marcha esta iniciativa paralela para canalizar también donativos hacia 20 proyectos empresariales de la economía social para que su capacidad de aguante no dependa únicamente de engrosar la deuda.

    Sectores más afectados

    Alternativas Económicas SCCL, la cooperativa editora de esta revista, que es socia y cliente de Fiare Banca Etica, es uno de los proyectos seleccionados para formar parte de La Colmena tras ser elegida por una comisión específica que ha puesto el foco en los sectores económicos más afectados por la pandemia (turismo, cultura, ocio, agroecología, etc.) de todo el país. La iniciativa cuenta con una web propia, finanzaseticas.site, en la que se detallan todos los proyectos seleccionados y las fórmulas para colaborar económicamente, con aportaciones posibles de entre 25 y 180 euros.

    La base de una colmena de abejas es precisamente el compromiso de cada integrante en favor del conjunto de la comunidad, como la mejor vía para conseguir también el bienestar propio. Esta filosofía, clave también en los mecanismos de ayuda mutua, se ha trasladado a la mecánica elegida para recoger los donativos: cada aportación es genérica al conjunto de esta colmena de la economía social y solidaria, que las recoge y luego las distribuirá equitativamente entre sus integrantes.

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación
    Otros artículos de este número:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario