Sabemos que hay alternativas

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Por (Director)
    Febrero 2013

    Hay Alternativas. Este es nuestro mensaje de salida. Alternativas  Económicas aparece en un momento en que el clima económico y social no puede ser más alarmante. Uno de cada cuatro trabajadores se encuentra sin trabajo y cada vez son menores sus esperanzas de encontrar empleo a pesar de su abaratamiento.

    Mientras, las instituciones europeas que nos gobiernan insisten machaconamente en que no hay otro camino que el de la austeridad. Una vía que hasta ahora sólo ha conducido a más paro, más pobreza y al desolador pronóstico de una década de sacrificios sin  certeza  de obtener resultados.

    Esta no es la primera gran crisis que conocemos. En la historia reciente otros países han atravesado por situaciones similares como Estados Unidos en los años 30 y  Europa después de la Segunda Guerra mundial. En todos los casos las terapias más eficientes  se han sustentado en la solidaridad y el estímulo de la inversión pública. 

    Estados Unidos impulsó la reactivación...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario