Una perfecta independencia

  • Abril 2013

    La actualidad económica nos da pocos respiros para reflexionar sobre nuestro oficio y nuestro papel. Sin embargo, de vez en cuando hace falta dejar reposar el bolígrafo.  ¿De qué puede servir una publicación sobre economía que no explique a sus lectores dónde colocar sus ahorros ni cómo llegar a convertirse en director general, y que no contenga tampoco crónicas puntillosas sobre el curso de la Bolsa y que no está globalmente satisfecha de cómo  va el mundo Pues se trata de comprender, hacer comprender y recordar que, contrariamente a lo que nos repiten machaconamente tantos expertos patentados, no hay jamás una única solución para nuestros problemas.

    La independencia tiene un precio. El que usted paga al comprar la revista en el quiosco o al suscribirse a ella  

    Este triple trabajo de evaluación, pedagogía y resistencia democrática intentamos realizarlo cada mes de la manera más rigurosa posible, desvelando los resortes de la crisis y teniendo siempre en mente que la economía debe mantenerse al servicio de una sociedad en la que, no obstante, siembra tantas injusticias. Se intenta buscar qué vías pueden conducirnos hacia un mundo más sostenible.

    Este trabajo requiere una independencia perfecta. Respecto del poder político, claro, incluso cuando éste es de izquierdas. También del pensamiento económico dominante, cuya potencia y arrogancia no ha atenuado precisamente la actual y devastadora crisis. Pero sobre todo, respecto del poder del dinero: constituida en cooperativa, Alternatives Économiques se ha hecho ella sola y no pertenecemos más que a nosotros mismos. Y por esta vía pretendemos seguir. 

    Sin embargo, esta independencia tiene un precio. El que usted paga al comprar la revista en una librería o quiosco o al abonarse a ella.  Hemos mantenido dicho precio sin cambios durante ocho años, a pesar de que una inflación no desdeñable ha ido repercutiendo sobre nuestros costes (de distribución, tarifas postales, papel, fotos, etc.). Ha sido posible gracias a la progresión constante de nuestra difusión en quiosco y a la fidelidad de nuestros suscriptores, que aprovecho para agradecer aquí y ahora.

    Alternatives Economiques ha subido el precio de 3,80 a 4,30 euros, después de ocho años.

    Vamos no obstante a incrementar ahora el precio de venta de Alternatives Économiques, no para responder a necesidades inmediatas, sino para asegurar la financiación de nuestro desarrollo, condición de nuestra independencia a largo plazo, porque el mundo está cambiando. 

    La revolución digital impone nuevos soportes y nuevas técnicas que implican inversiones costosas. Las fuentes de información y de bases, gratuitas y de pago, se multiplican, necesitan una vigilancia de todas las instancias y una evaluación crítica cada vez más aguda. 

    Deseamos que Alternatives Économiques esté en disposición de aportar una información cada vez más lúcida y más atractiva. 

    Es lo que nosotros hemos intentado hacer en las páginas siguientes. En la edición francesa podrán  encontrar algunos cambios como “la buena noticia del mes”, una doble página infográfica sobre las grandes cosas que están en juego en el momento actual, una doble página de fotos, una secuencia “Comprender” centrada en las herramientas necesarias para desencriptar la vida económica... ¡Buena lectura!

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación
    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario