El ahorro alemán

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Por (Periodista)
    Marzo 2015

    Un ahorrador es un acreedor. Cuanto más ahorra uno, más se endeuda otro. Salvo en casos muy específicos, como el de los narcotraficantes de poca monta y los políticos corruptos más novatos, que guardan el dinero en bolsas de basura, el ahorro significa crédito. Y eso vale igual para un ciudadano que para un país. El Gobierno chino lo sabe y utiliza sus inmensas reservas como instrumento diplomático: si un día repatriara la mitad de lo que tiene invertido en bonos estadounidenses, el dólar se iría a hacer puñetas. En fin, lo de que ahorrar significa prestar lo sabe todo el mundo. Salvo, quizá, el Gobierno alemán.

    Alemania no es responsable de la crisis económica europea. Quien más culpa tiene en el desastre griego son los propios griegos, muy especialmente sus élites. Y tampoco son inocentes quienes, empresas o ciudadanos, se endeudaron en España como si no existiera el mañana. Alemania cuenta con un Gobierno prudente, al menos en la administración interna, y...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.