El cónsul de Barcelona // La memoria viva de Nin