El IRPH supone duplicidad de pagos