“El sistema inmobiliario sigue herido de muerte” // Raquel Rodríguez