Cerco al botín más polémico de los fondos