De locomotora a salvavidas de la economía española