El BCE ha regalado a la banca española 12.000 millones de euros