El giro social de Sánchez

  • El poder de la revista está en TUS manos. Súmate a este proyecto cooperativo.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Desafío: Reparar los daños de la gestión de Rajoy no será fácil por el frágil apoyo parlamentario y las exigencias de Bruselas.

    Pedro Sánchez saluda a diputados socialisas en el Congreso. FOTO: PSOE

    Pedro Sánchez recibe del Gobierno de Mariano Rajoy una herencia envenenada. La economía ha comenzado a ralentizarse tras haber crecido por encima del 3% durante los últimos tres años, y aunque la tasa de desempleo sigue su curso descendiente, es aún muy superior a la media de la Unión Europea. Mariano Rajoy deja también un a descomunal deuda pública, cercana al 100% del PIB, un  país con enormes desigualdades en los niveles de renta y un mercado laboral marcado por los bajos salarios y la precariedad. 

    Garantizar la estabilidad macroeconómica y dar el giro social que exigen muchos ciudadanos son los dos grandes objetivos señalados por el dirigente socialista al llegar a La Moncloa. Para cumplir el primero ha prometido respetar los Presupuestos Generales del...

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario