La eclosión del ‘crowdfunding’ cambia todas las reglas

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • 28 Agosto, 2014

    Impacto: El micromecenazgo explota con la crisis y ya mueve millones, pero su potencial va mucho más allá de la recaudación.

    En apenas cuatro años, Ramir Calvo, politólogo y periodista valenciano, ha cofinanciado 127 proyectos culturales. No es ningún magnate ni pretende aparentarlo: a sus 38 años luce un pendiente rebelde y se arremanga todas las tardes como cualquier currante; él, en Ràdio Manises. Ahora no hace falta ser millonario para ser mecenas: Calvo ha destinado en este tiempo unos 3.500 euros en donaciones, que oscilan entre 10 y 100 euros, a 127 proyectos que quería ver convertidos en realidad, como el libro de Alternativas Económicas sobre la estafa de las preferentes, que estará disponible a finales de octubre.

    Calvo puso sus granos de arena y, sumados a muchos otros, los 127 proyectos han ido cobrando vida: es la magia del crowdfunding —o micromecenazgo, o financiación colectiva—, una práctica de toda la vida —así se financió la Estatua de la...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario