La historia de C. P. y sus 30.000 euros

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • 15 Junio, 2014

    Una mujer afectada por las preferentes relata cómo fue presionada por su banco para invertir su dinero sin que le advirtieran de los riesgos. Alternativas Económicas lanza una campaña de crowdfunding para publicar un libro sobre el escándalo.

    Quiero compartir con vosotros la historia de C. P. Da un poco de rabia escribir sobre alguien que desea esconder su nombre, aunque no su rostro, porque suele tratarse de personas que temen verse perjudicadas después de contar su verdad, o que simplemente se sienten avergonzadas por algo que hicieron. C.P. niega la mayor. Asegura que no se ve ni “una tonta” ni “culpable”. A lo mejor se habría ahorrado el ruego de que no trascendiera su nombre si en la calle no hubiera escuchado algunos gritos difíciles de digerir, como “¡nazis!” o “¡codiciosos!”… Esos gritos la asustaron.

    C. P. fue increpada durante su participación en una de tantas protestas de afectados por las participaciones preferentes, ese producto complejo...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario