La ley de la selva de los prestamistas

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Alarma. La falta de crédito tradicional y la urgente necesidad de dinero multiplican la pérdida de viviendas a manos de usureros.

    Acto contra los desahucios en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona). FOTO: EDU BAYER

    El Rayo Vallecano, uno de los clubes más humildes de Primera División, dio el pasado diciembre un paso sin precedentes en un equipo de fútbol. Recaudó entre sus jugadores, socios y simpatizantes 21.000 euros para ayudar a Carmen Martínez Ayuso, una vecina del barrio que fue desahuciada días antes de la casa en la que había vivido durante cinco décadas, para que pudiera encontrar un nuevo techo. La mujer, de ochenta y cinco años, fue víctima de un usurero con pocos escrúpulos que se aprovechó del agobio económico de uno de sus hijos, obligado a poner la vivienda de su madre como aval a cambio de un préstamo. Con el crédito bancario tradicional cerrado para un buen número de españoles, muchos desesperados como él recurren todos los días a...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario