Más desahucios en el paraíso de los fondos

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • 2 Enero, 2015

    Inversores Los gigantes de Wall Street han ido comprando a la banca las carteras ‘tóxicas’ del ladrillo. ¿Ganan los ciudadanos?

    Con la crisis, el problema de los desahucios se convirtió en una pesadilla para decenas de miles de familias, atrapadas en una hipoteca que no podían devolver. Con la supuesta recuperación, puede que sea aún peor.

    Los procesos de reestructuración del “mercado inmobiliario”, cuyo hundimiento dejó gigantescos agujeros en las cuentas de la banca —remendados con más de160.000 millones de euros de dinero público comprometido (1)— y de las familias, han cambiado en muy poco tiempo el paisaje en España. El actor en auge, atraído en masa por un territorio en ruinas, es el de los fondos buitre (u oportunistas), así llamados por su capacidad de “generar valor” a partir de activos que a primera vista parecen chatarra o incluso cadáveres pendientes ya sólo de la sepultura.

    Desde 2013, la Comisión Nacional del Mercado de Valores...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario