Más turistas, pero no más empleo

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Calidad. La precariedad laboral suele ser mayor en el sector turístico que en el resto.

    No es de extrañar que los canarios estén inquietos por la decisión del Gobierno central de autorizar prospecciones petrolíferas cerca de sus playas. La posibilidad de que un vertido de crudo o cualquier otro accidente ahuyente a los diez millones de turistas que visitan anualmente el archipiélago preocupa mucho a la población. Porque en Canarias turismo significa, ante todo, trabajo. Según la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al primer trimestre de este año, uno de cada cuatro canarios con empleo trabaja en el sector. Sin esos empleos y sin el efecto activador que el turismo ejerce en las demás ramas de actividad, la economía de las islas se vendría abajo.

    Como en Canarias, el turismo es una industria vital para el empleo en multitud de comarcas españolas castigadas especialmente por el paro. Desde Almería hasta Cáceres, pasando por Asturias y Alicante,...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario