Objetivo: llenar la España vacía

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Despoblación: Tras décadas de abandono y silencio, el medio rural reclama en voz alta medidas urgentes para frenar su declive.

    Vilafamés, pueblo de la comarca de la Plana Alta, en Castellón. FOTO: RAQUEL LIZ LOPEZ

    Las políticas desarrollistas que caracterizaron la segunda mitad del franquismo trajeron consigo un rápido crecimiento de las clases medias y salvaron del hambre a millones de familias españolas, pero lo hicieron a un precio altísimo que pagaron sobre todo las zonas rurales. Promovido desde el poder político y económico de la época, el éxodo masivo hacia las ciudades dejó prácticamente vacías muchas comarcas del interior del país y condenó a la desaparición a centenares de pueblos. Una vez recuperada la democracia, los esfuerzos de los sucesivos gobiernos por revertir la tendencia han fracasado. 

    El 1960, recién iniciado el despegue económico tras dos décadas de autarquía posteriores a la Guerra Civil, casi la mitad de los españoles vivían...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario