Separaciones en un mundo global

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Sin patria: Los grandes poderes no entienden de fronteras ni de naciones.

    Bolsa de Londres. FOTO: Unión Europea

    El territorio catalán podría no llegar a ser ni de Catalunya, ni de España, sino de grandes inversores internacionales, cuyas palabras clave no son ni patria ni bandera, sino riesgos y oportunidades

    En cuanto comenzó a ser visible la pelea del independentismo catalán, las bolsas mundiales miraron a España y tanto el Financial Times como Bloomberg se apuraron a analizar las oportunidades internacionales que el conflicto podría llegar a dar. Básicamente decían que, de inmediato, si bajaba la Bolsa y subía la prima de riesgo, se podrían comprar acciones de empresas y bonos del Estado español (el de Catalu-nya se considera bono basura) muy baratos para venderlos caros después, cuando —a corto-mediano plazo— se estabilizaran.

    Los inversores del ladrillo son otros de los que miran con preocupación, o interés, la situación. Los primeros ejecutivos...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.