Solo en Dinamarca y Malta la gasolina es más cara