Sombras en la Sareb

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Finanzas. El banco malo (o la Sareb) trata de vender los restos del naufragio inmobiliario entre críticas por su falta de transparencia

    La PAH ha organizado ocupaciones de viviendas gestionadas por la Sareb. FUENTE: ANDREA BOSCH

    La tarea se presenta ardua, y de sus resultados dependerá en buena medida si la factura por rescatar al sistema financiero será mayor de la que ya han pagado los ciudadanos. La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), encargada de salvar los restos del naufragio, afronta su tercer año de vida entre las críticas de la oposición política y los movimientos ciudadanos, que ponen en duda el modelo elegido, la transparencia en la gestión y la participación en el proceso de los llamados fondos buitre.

    El llamado banco malo efectuó una emisión de deuda de más de 50.000 millones de euros para comprar con un descuento los activos inmobiliarios y financieros más tóxicos de las cajas de ahorros...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario