Y la fiesta sigue

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Futuro. El Gobierno planea construir más vías de peaje para la poscrisis

    Panel indicativo de la velocidad en una de las radiales de Madrid. FOTO: JUAN PEDRO VELÁZQUEZ-GAZTELU

    Al mismo tiempo que España inflaba la burbuja inmobiliaria construyendo más viviendas que Francia, Alemania e Italia juntas, el Gobierno del Partido Popular se lanzó a principios de siglo a una vorágine de inversión en infraestructuras, muchas de ellas innecesarias. La quiebra de las nueve autopistas de peaje, cuya construcción se puso como ejemplo de éxito de la financiación público-privada, ilustra el fracaso de esa política de gasto desenfrenado. Es también un ejemplo paradigmático de la mezcla de intereses públicos y privados que mueve buena parte de la economía española y de la facilidad con que se derrocha el dinero público en épocas de bonanza. Nadie, ni del sector público ni del sector privado, ha asumido hasta ahora responsabilidades por los errores cometidos o ha pedido...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario