El valor de las cosas // Crear o extraer valor: esta es la cuestión

  • Junio 2019

    Un libro importante, que debería ayudar a cambiar el marco dominante.

    El valor de las cosas
    Mariana Mazzucato
    Taurus, 2019
    480 páginas. 
    Precio: 23,90 €

    Mariana Mazzucato, catedrática de Economía de la Innovación y Valor Público en el University College de Londres, donde ha puesto en pie el Institute for Innovation and Public Purpose, es una de las economistas más interesantes de todo el panorama internacional porsu solvencia, indiscutible, pero también por su aproximación: siempre alejada de dogmas y clichés, con un espíritu crítico que le lleva a poner en cuestión lo que muchos dan por supuesto porque así se supone que lo dicta el  “sentido común” y la ortodoxia.

    MILAGRO EN LA BANCA: La autora considera que la banca es el caso “más ofensivo de la superación de los límites” entre la creación y la extracción de valor: pasó en un plis plas de “improductiva” a gran “creadora de valor”

    El resultado es ahora este libro fundamental, que sigue la estela de su anterior trabajo, El Estado emprendedor, pero todavía con mayor ambición y profundidad: de la mano de Mazzucato se realiza un viaje histórico por uno de los puntos centrales de la economía (qué es el valor y cómo se produce), obviamente no solo por el gusto de conocer el pasado, sino sobre todo para entender el presente y ayudar a definir las políticas del futuro. Si nos preguntamos qué crea valor realmente, y sabemos diferenciarlo de todas las actividades que se limitan a extraerlo, tendremos bien definido el punto de partida del que deben nacer las políticas económicas que se impulsen. Es un asunto crucial, que raramente suele plantearse ya, puesto que se asumen como científicos los postulados neoclásicos, según los cuales todo lo que tenga un precio tiene valor (y lo que no lo tiene, como los cuidados y buena parte de la actividad del Estado, pues no). De este punto de partida hegemónico se desprende todo el relato de los grandes emprendedores que crean valor (y, por supuesto, se lo cobran generosamente vía bonus, dividendos y salidas a Bolsa) a pesar de tener que lidiar con el engorroso Estado, siempre a punto para molestar y cobrar. Con gran esfuerzo didáctico, erudición y solvencia técnica, Mazzucato horada los cimientos de esta fábula construida por el poder, poniendo el foco en el sector financiero, los gurús tecnológicos y la industria farmacéutica, que logran aparecer como actores clave en la creación de valor cuando, en realidad, como demuestra Mazzuccato, deberían encuadrarse más bien entre los “extractores de valor”, O, como mucho, cocreadores, en la medida en que sacan partido de grandes avances a los que se ha llegado gracias a costosas inversiones públicas. En este marco, el Estado deja de ser el lastre que impide el desarrollo. Pero ojo, que nadie se confunda: el Estado por el que apuesta la original economista tiene poco que ver con el que desean muchos burócratas.

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación
    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario