“En 5 años han cerrado el 25% de las plataformas” // Dawn Zerly, autora del blog Sharetraveler.com

  • Dawn Zerly dejó su trabajo en una multinacional y se tomó un año sabático para viajar, lo que se convirtió en un modo de vida. Comenzó a buscar viajes por poco dinero y terminó siendo experta en turismo colaborativo. Cada año, en mayo, actualiza sus dos bases de datos. Incluye 72 plataformas de intercambio de casas y 500 webs de turismo colaborativo, agrupadas por actividades, transporte y vivienda.

    La autora del blog Sharetraveler.com, disfruta de su viaje.
    FOTO: Cortesía de Dawn Zerly..

    ¿Por qué eligió hacer esto?

    Amo viajar. Durante años estuve involucrada en lo que aquí en EE UU llamamos “travel hacking”, ir acumulando puntos mientras se compra. Es muy fácil con tarjetas de crédito. En Europa también se puede hacer, pero no es tan fácil. Entonces pensé: Si viajo barato ¿cómo lo puedo hacer con la estancia? Hice una búsqueda y encontré el intercambio de casa.

     Y se hizo experta...

    Estaba frustrada por la falta de información objetiva. Cualquier red de intercambio de casa dice que es impresionante. No podía saber cuál era mejor. La única manera de encontrarlas era buscando en Google. Eso no tiene que ver con lo buena que pueda ser la plataforma, sino con lo buena que pueda ser en publicitarse en Internet. Al final decidí apuntarme a tres plataformas; dos de ellas ya no las uso. Y comencé a hacer mi blog, y las bases de datos, también para ayudar a otra gente a saber sobre el intercambio de casa. Trataba de ser una fuente objetiva sobre las plataformas que la gente puede utilizar. Y entonces comencé a interesarme sobre otros aspectos de la economía colaborativa, como el transporte, con Blablacar. O el Crowdsourced Delivery, donde puedes hacer dinero mientras viajas, llevando paquetes de otros en tus maletas en el avión. Comencé a hacerlo ya ni siquiera por dinero, sino para conocer gente.

    Usted ve distinto Airbnb que el intercambio de casa. ¿por qué?

    Es muy distinto. Para mí Airbnb estaría dentro de lo que llaman economía colaborativa. En cambio, el intercambio de casa es verdaderamente “peer to peer”; tú en serio tratas con otras personas directamente. 

    Hábleme de las otras plataformas.

    Me gustan las que en mi listado llamé “actividades”. Mi favorita es “Traveling spoon”, que está en Asia y es un lugar que visito a menudo. Me gusta mucho la comida, y allí puedes probar distintas cosas en casas de particulares. En Europa una de las famosas es Eatwith. Me gustan estas redes donde hay gente de a pie que se ofrece, por ejemplo, a hacer tours, de forma no profesional. Se trata de gente normal, del sitio, que te quiere mostrar su comida favorita, y su cultura. También están muy bien los “tours colaborativos”.  Están montados por gente te que quiere llevar en su coche y mostrarte su ciudad. Otros son en realidad profesionales que actúan como si fueran locales. 

    Hemos tenido aquí bastantes problemas con esto, porque los guías profesionales se quejan de que hay gente no profesional haciendo su trabajo.

    Yo lo que busco es un tour cultural, conocer gente local, no un guía turístico. Es otra cosa. En Barcelona entrevisté a la creadora de Trip4real, una plataforma genial.

    Que luego fue comprada por Airbnb…

    Sí. Ahora es Airbnb Experiencies. No sé cómo funciona, pero creo que es un ejemplo de cómo los tours del “peer to peer” fueron creciendo. 

    ¿Cuántas de las plataformas están vivas después de todos estos años haciendo su base de datos?

    Yo diría que es que al menos un 25% de las plataformas están cerradas, al pasar cinco años.

    Algunos terminan siendo unas centrales de ventas o de reservas normales. Por ejemplo, alquilar una autocaravana a un particular, en unas de las webs de la economía colaborativa no es más barato que hacerlo en una agencia profesional. De hecho, las empresas normales se anuncian en las del “peer to peer”, como los pequeños hoteles y las agencias que están en Airbnb. 

    Sí. Eso es así, siempre que se esté en una gran ciudad. Para lo que sirven es para buscar autocaravanas en lugares donde no hay agencias. En las grandes ciudades, no hay diferencia. Puede haber alguna diferencia también si los del ámbito comercial te hacen pagar por kilómetros. Si quieres ir lejos, es un gasto mayor. 

    Los artículos que componen el dossier son:
    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario