En tiempo de dragones // La influencia de los “radicales libres”