“Despedir el viernes por la tarde y en julio no es admisible” // Anna Fornés