¿Es una buena idea el bus gratis?

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Febrero 2020

    Caso Dunquerque: El fomento del transporte público mediante la gratuidad para el usuario se ha popularizado en Francia pero genera controversia.

    Autobús en la ciudad de Dunquerque. FOTO:J ÉRÉMY-GÜNTHER-HEINZ JÄHNICK

    Al llegar a Dunquerque, no hace falta esperar mucho rato para encontrarlos: son azules, amarillos, rosa, verdes, naranjas… Sus colores vivos confluyen en las amplias calles de este núcleo industrial y popular de 200.000 habitantes. “La gratuidad total (1) de los autobuses no ha sido más que uno de los aspectos del relanzamiento del transporte colectivo en Dunquerque. Sobre todo, queríamos colocar el autobús en la cabeza de la gente. Y para eso, hacía falta  que los buses fueran muy visibles”, afirma, divertido, Laurent Mahieu, director de Dk’Bus, filial de Transdev, que opera la red para la cuenta de la comunidad urbana de Dunquerque (CUD).

    De forma incontestable, la operación ha sido un éxito. Un año después de que se estableciera la...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario