Fenómenos imperiales

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Por (Periodista)
    Junio 2019

    Raramente se puede ver el cometa Halley más de una vez en la vida, porque su órbita alrededor del Sol dura unos 75 años. Mucho más insólito es asistir al relevo de un imperio planetario. La humanidad ha contemplado este fenómeno solo  tres veces: al final del siglo XVI (declive del imperio español), al final del XVII (declive del imperio de las provincias holandesas) y a principios del XX (declive del Imperio británico). Lo anterior, cosas de faraones, griegos, romanos y chinos, no cuenta porque no era planetario. Parece que ahora se nos ofrece una cuarta oportunidad: el imperio americano, que reemplazó al británico, pelea para mantener la hegemonía frente al pujante imperio chino. Se trata, dejando de lado cualquier consideración no estética, de un espectáculo deslumbrante.

    Conviene preguntarse si es suficiente con asistir al espectáculo. Porque el cambio de un hegemón a otro altera por completo nuestras vidas. España representó los valores (religiosos) y el...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.