Hemos pasado otro verano de ozono

  • El poder de la revista está en TUS manos. Súmate a este proyecto cooperativo.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Septiembre 2019

    Puedes leer todavía 1 artículos gratis este mes.

    Contaminación: Desde mayo, y con las olas de calor, el aumento de ozono en el aire ha traspasado varias veces los límites establecidos por Europa.

    Ciudades como Madrid son las más afectadas. FOTO: GETTY IMAGES

    Este verano, como otros, hemos vivido niveles de ozono por encima del máximo establecido por la UE. La Agencia Europea de Medio Ambiente calcula que fallecen prematuramente por año en España unas 1.800 personas por la exposición a niveles de ozono excesivos. El ozono, además, es tóxico para la vegetación.

    Pero, ¿no teníamos que recuperar la capa de ozono? ¿Cuál es la diferencia? “A 30 kilómetros de altura la capa de ozono filtra los rayos ultravioletas, pero cuando se acumula en nivel terrestre es un gas tóxico”, explica Miguel Ángel Ceballos, portavoz de Ecologistas en Acción. “El ozono es un oxidante muy potente. Cuando lo inhalamos nos produce irritación de las vías respiratorias, garganta y nariz, y lo más grave es la reducción de la capacidad pulmonar. Pueden surgir episodios agudos como el asma. Y en personas que padecen enfermedades cardiovasculares, puede ser mortal”.

    No se ha logrado mejorar el aire que respiramos

    1.800 personas mueren al año por esta causa

    El ozono se activa con la radiación solar, y por eso los altos niveles se dan en verano. Se produce por el tráfico, las industrias y las calefacciones. Según Ecologistas en Acción, “entre 2016 y 2018 se han incumplido los objetivos legales de protección de la salud y/o la vegetación establecidos para el ozono en la mitad de las 126 zonas en que se divide a efectos de este contaminante el territorio español -indican-. Las zonas donde se incumplen los límites están repartidas entre las comunidades autónomas de Andalucía, Aragón, Baleares, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, País Valenciano, Extremadura, Madrid, Murcia y Navarra. Son casi 19 millones de habitantes: dos de cada cinco personas en España, quienes sufren los efectos del exceso de Ozono”.

     

    SIN PLANES HASTA AHORA

    “Formalmente, las autoridades, tanto central como autonómicas, están obligadas por ley a elaborar planes de calidad del aire. No solamente en las ciudades sino también en áreas rurales”, agrega Ceballos. “En los últimos años, no se está experimentando ninguna variación ni al alza ni a la baja. Prácticamente no hay planes para abordar este tema. En Castilla y León, en octubre pasado un tribunal regional declaró la obligación de la Junta de elaborar y aprobar los Planes de Mejora de la Calidad del Aire, pero todavía no se ha hecho nada. En el ámbito nacional, nos dirigimos ya hace año y medio a la Audiencia Nacional, y está pendiente de sentencia”.

    La Unión Europea ha abierto dos procedimientos de infracción, por dióxido de nitrógeno y en partículas, a Madrid y Barcelona.

    Desde el Ministerio de Transición Ecológica responden que “en cumplimento de la normativa europea en esta materia, el Ministerio ha elaborado un borrador de Plan Nacional del Control de la Contaminación Atmosférica, cuyo plazo de información pública concluyó antes del verano. Ahora, se están analizando las alegaciones recibidas para incorporar todas aquellas que sirvan para mejorar el texto inicial”.

    Además, agregan que desde el Ministerio de Sanidad se presentará en la próxima Cumbre del Clima de la ONU, que se lleva a cabo este mes, un Plan Nacional de Salud y Medio Ambiente. Dicho plan establece los objetivos y líneas de intervención sobre los principales factores ambientales que influyen en la salud humana.

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación
    Otros artículos de este número:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario