Busquen al culpable en las carencias y tardanzas de la UE