El desmoronamiento. Treinta años de declive amircano // La debacle de EE UU contada por sus personajes

  • George Parker cuenta en una no-ficción, la historia de Estados Unidos, con personajes que podrían ser de novela.

    23,65 €
    El desmoronamiento. Treinta años de declive amircano
    George Packer
    Debate, 2015
    521 páginas.
    Precio:23,65 €

    Lo bueno del libro de George Parker es que se entienden la realidad estadounidense y la historia del colapso financiero, sin apenas notar que se está leyendo historia. Narra la vida de personajes públicos y de a pie, con la facilidad de un narrador de novelas. Las historias, muy reales, a veces son tan fantasmagóricas que se puede pensar que es realismo mágico. El misterio acompaña durante todo el recorrido. Lo malo es que después de leer 521 páginas se tienen ganas de leer más. De saber qué habrá sido finalmente de esos personajes, después de que el autor decidiera cerrar el libro y colocar la contratapa.

    En el ínterin, el entretenimiento y el aprendizaje están asegurados. Y la reflexión. Para entender las guerras, y la violencia, hay que echar un ojo a la economía, pero para comprender la economía hay que mirar también el psicoanálisis.

    Para explicarnos la evolución de la economía estadounidense Parker narra los leitmotiv, la infancia de los personajes, el trato de los padres, el abandono, el desamor, el miedo visceral y los traumas de cada uno de ellos. Y eso comporta que éste pase de ser un libro más a ser uno de los grandes.

    Otra cosa que lo engrandece es que los personajes no suponen blanco o negro, sino que presentan un matiz de grises, de claroscuros que nos permiten quererles y odiarlos, tenerles pena y desear que se mueran. Leyendo la historia, podemos pensar que Robert Rubin, secretario del Tesoro norteamericano con Bill Clinton, ferviente defensor de la desregulación de los derivados que permitieron la burbuja inmobiliaria (específicamente la Ley Glass-Steagall), qué pasó de allí al Citigroup, un banco que, bajo la desregulación, triplicó las emisiones de deuda de hipotecas basura y tuvo que ser rescatado por el Estado, en realidad es un hombre sin demasiadas luces, que llegó a su puesto como el personaje Forest Gump: de tonto –hasta bonachón— a presidente por un cúmulo de casualidades.

    El libro también permite ver que la vida, y la ideología de una persona, puede ir variando con la experiencia, no necesariamente de izquierda a derecha, como parecen decir las leyendas urbanas, sino a veces exactamente de modo inverso. Y sobre todo en Estados Unidos.

    El libro permite comprender las diferencias y similitudes entre los partidos mayoritarios de ese enorme subcontinente llamado Estados Unidos, y también la importancia que tiene en las actuaciones políticas la recaudación de dinero privado para campañas electorales. A través de la historia de Jeff Connaughton, ferviente seguidor y recaudador para Joe Biden, vicepresidente de Estados Unidos, incluso después de que se hiciera público que había pirateado un discurso entero y un trabajo universitario, de que le ninguneara, y viera que trataba como idiotas a sus subordinados.

    LA IDIOSINCRASIA Y EL PSICOANÁLISIS No es posible comprender la historia del desmoronamiento de Estados Unidos sin comprender su cultura, y eso nos muestra Packer, contando también el peso de la infancia

    El lobby y la puerta giratoria de la empresa privada, especialmente de Wall Street, a la Casa Blanca, son una constante en el libro. Pero lo que hay detrás de todo esto es que los personajes de Packer quieren librarse de las profundidades del aislamiento y las dificultades de los pueblos del interior de Estados Unidos.

    Otra cosa que logra Packer es trasladarnos, como en On the Road, de Jack Keruac, a la América profunda… y a la idiosincrasia estadounidense.

    El personaje Dean Price muestra el positivismo capitalista estadounidense. Price es el emprendedor por antonomasia. Un hombre que va leyendo libros de autoayuda como La biblia de la prosperidad para emprendedores, y que aunque se caiga y se estrelle hasta quedar en pedazos, vuelve a salir, siempre pensando que –por fin— se va a enriquecer .

    La fe y la religión siempre tienen que ver en las actuaciones que desarrollan finalmente los personajes de Packer, que no son de Packer, sino de la realidad. Y tienen que ver con la perseverancia, con la fe en que algo saldrá, con trabajo pero también con la idea de que un halo divino dará buena fortuna.

    De este halo divino maman los republicanos, la cadena Fox y el capitalismo a ultranza. Gente que rechaza cualquier intervención por parte del Estado, como si hacerlo fuera la fuerza del diablo. Los derechistas del abandonado Tampa, en Florida (una de las zonas más afectadas por la crisis inmobiliaria de Estados Unidos), en contra de la llegada del tren a la zona fantasma de las casas de la burbuja (incluso al uso del tren con razonamientos como “por qué tengo que compartir mi viaje en tren con desconocidos cuando puedo ir tranquilamente sola en mi coche individual”. En contra de la reforma sanitaria del presidente Barack Obama, a quien creen un comunista empedernido, y en contra de las palabras sostenible o verde, algo que alguien podría pensar que en España es imposible. 

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación
    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario