El hombre superfluo // O consumes o no existes