El sur pide la palabra // Las ruinas de la austeridad