La gran apuesta // Los ‘brokers’ listos que lo vieron venir