El informe Lugano II // Los ‘sabios’ de Susan George vuelven a informar y provocar

  • El grupo de sabios inventados por Susan George para salvar el poder de quienes dirigen el sistema económico ofrece, en realidad, ideas para cambiar el orden en favor de la mayoría.

    El informe Lugano II . Esta vez vamos a acabar con la democracia

    Susan George

    Deusto. 263 páginas 2013.

    Precio: 14€

    El Informe Lugano II, continuación diez años después de El Informe Lugano I, es al menos tres cosas: un recuento histórico de la evolución de Europa en los últimos tiempos, un conjunto de datos relevantes minuciosamente explicadosque sirven para comprender el mundo, y un cúmulo de provocaciones que parecen querer remover las conciencias de la propia izquierda, y la juventud, para que se movilice unida.

    En El Informe Lugano I, con personajes de ficción y datos de la realidad, la escritora y analista Susan George imaginaba que un grupo de poderosos, a los que llamaba Solicitantes, le encargaba en el más absoluto de los secretos a diez sabios de diferentes especialidades que escribieran en un texto su opinión sobre cómo asegurar el futuro del capitalismo, y de su propio liderazgo. 

    Tiempo después los Solicitantes vuelven a pedir un informe secreto. Y al igual que la otra vez, alojan a sus expertos en una gran mansión con jardines en la ciudad suiza de Lugano, y ponen a su disposición un ejército de servidumbre.  Desde allí, Susan George, disfrazada de grupo de expertos, desmenuza la actualidad, el pasado y el futuro en la economía, el medio ambiente, la política, la educación, la cultura y el mundo de la información. Además, agrega explicaciones básicas de economía que son poco utilizadas en la prensa, como el coheficiente de Gini (índice que mide el grado de desigualdad).

    El primer capítulo del libro es un resumen del libro anterior, y es también un “yo ya había advertido que esto sucedería”. Hace diez años, en efecto, cuando salió el primer informe muy difundido en 1999, en los albores de las marchas antiglobalización, George había previsto un crash financiero. “El riesgo de que se produzca un importante accidente financiero se intensifica; de hecho, nos sorprende que no se haya producido aún. […] La volatilidad inherente de los mercados financieros es una grave amenaza para la economía de mercado”, decía entonces. 

    Con datos  que están escritos de una manera muy didáctica, explica por qué han sucedido ciertas cosas. Por ejemplo, advierte que  los estatutos de los fondos de pensiones prohíben invertir en títulos que tengan una calificación baja -es decir, de riesgo- pero que luego las agencias que califican han estampado el sello AAA (se supone que implica que la inversión es segura) a todo tipo de títulos dudosos.

    Leer toda la información de diferentes ámbitos, en un texto que lo unifica todo es muy impactante. Se muestra un cúmulo de engaños y estafas de grandes empresas e instituciones financieras que han cooptado a los gobiernos, específicamente en la Unión Europea.  Ellos son los que hacen peligrar no sólo el estado de bienestar europeo sino también el medio ambiente y el futuro de una gran parte de la humanidad, que sufrirá los horrores del cambio climático.  George advierte al lector de que nada ha cambiado y nadie ha sido juzgado, incluso cuando las noticias hayan sido escandalosas.

    El subtítulo de su libro “Esta vez vamos a liquidar la democracia”, se explica en Europa, donde se ha dado un golpe de estado “secreto, sigiloso y súbito”, sin violencia y con acuerdos “hablando en merkeliano, vinculantes y eternos” que casi no han salido en la prensa, y que hacen que los gobiernos -de cualquier tendencia- no tengan opción de elegir a qué destinan el dinero de los contribuyentes. 

    PARA ACTUAR Con los datos que proporciona, George intenta que la gente reaccione y se movilice unida por sus derechos

    “A partir de 2012 los europarlamentarios y el Consejo estarán autorizados a diseccionar un presupuesto nacional antes de que el parlamento del país en cuestión tenga derecho a examinarlo”, añade George. Advierte, entre otras cosas, sobre el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que es “un subterfugio jurídico para obligar a los contribuyentes a rescatar a los bancos a perpetuidad [...]El Consejo de Gobernadores, organismo no elegido, puede aumentar a voluntad el capital del MEDE, fijado inicialmente en 700.000 millones de euros, y el MEDE, al igual que sus funcionarios, no puede ser  objeto de persecución judicial en ningún aspecto”.

    Con toda la información, lo que quiere George es movilizar a la población, incluso a quienes ya están  movilizados (15-M, movimiento Occupy Wall Street) para que unifiquen sus luchas y sigan adelante. “La verdad es que tenemos mucha suerte de que nuestros opositores potenciales hayan sido tan pasivos y desorganizados”, explica irónicamente George mediante sus expertos. 

    “Los Solicitantes deben esforzarse al máximo para que se mantengan dentro de los límites de su hogar... y de internet [...] El reto consiste en mantener a sus militantes separados en sus respectivos territorios. En cuanto empiecen a darse cuenta de que sus luchas no son más que una, que todas tienen que ver con el futuro de las personas y de su hábitat, los Solicitantes y sus amigos estarán en peligro [...] En cuanto prenda la mecha será imposible saber adónde llevará el reguero de pólvora y dónde se producirá la explosión”.

    Aunque la autora aclara en las primeras páginas del libro que no existen unos solicitantes que quieran adueñarse del mundo, sí que hay una guerra de clases declarada. 

    Ella misma abre el libro con una cita de Warren Buffet, tercera fortuna del mundo después de Carlos Slim y Bill Gates, que advierte: “Es cierto; pero es mi clase, la clase de los ricos, la que la libra, y la estamos ganando”.

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación
    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario