El informe Lugano II // Los ‘sabios’ de Susan George vuelven a informar y provocar