Los usurpadores // Mandan sin pedir el voto