Mario Draghi, el artífice // El tenaz defensor del euro