Por un España digital // Los caminos de la reconversión digital

  • El poder de la revista está en TUS manos. Súmate a este proyecto cooperativo.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Diciembre 2020
    Por una España digital
    Javier Rodríguez Zapatero
    Deusto, 2020
    Páginas: 176
    Precio: 17,05 €

    ¿Qué sucedería si un alto ejecutivo de uno de los gigantes tecnológicos del mundo de hoy, cuya capitalización bursátil supera de largo el PIB de Estados desarrollados como España, se sentara en La Moncloa y quisiera aplicar su programa de gobierno? Javier Rodríguez Zapatero, que pese al nombre no es un político aunque reconoce haber recibido ofertas en este sentido, y que ha ejercido elevadas responsabilidades en Google y Yahoo!, avisa de que los cambios serían drásticos y costosos hacia el objetivo, su sueño, de "reinventar" el país de la mano de la digitalización. Sería, escribe, hacerlo menos vulnerable y más eficiente, productivo y rico. 

    El referente del actual presidente de la escuela de negocios ISDI es  Estonia, donde, salvo casarse, divorciarse y comprar un piso, todo se puede hacer por Internet;  hay wifi público, en la escuela se enseña ciberseguridad, la Administración trabaja sin papel y se tarda 18 minutos en crear una empresa.

    Para el autor de Por una España digital, el talón de Aquiles de la economía española no está en el incremento de salarios o el mercado laboral, sino en la insuficiente inversión en I+D y en educación. El libro pone sobre la mesa la necesidad de aumentar el gasto en educación del 1,8% al 4% del PIB a base de más profesorado, que esté mejor seleccionado y formado, de modo que se enseñe el aprendizaje permanente y se potencien la creatividad y la iniciativa. 

    Talón de Aquiles: Para el autor, el principal problema de España es la escasa inversión en I+D y en educación

    Otra sugerencia contundente es ofrecer Internet de un giga gratis a todo el mundo. Sugiere que el Estado, para garantizar un mínimo de 4G por hogar, debería invertir hasta 14.000 millones de euros (el primer año, luego menos) en infraestructuras digitales. 
    Pero los obstáculos más difíciles de superar para quien compara la gestión de un país con la de una empresa residen en la mentalidad. Dispara contra el estigma de explotador del empresariado, contra los costes y la burocracia de emprender, contra la cultura funcionarial en la universidad, contra el capital riesgo que no arriesga, contra los directivos que confunden estar en redes sociales con la transformación  digital y, sobre todo, contra la clase política que "no sabe leer" ni "interpretar" el mañana y que, a su juicio, carece de imaginación regulatoria ante las nuevas realidades empresariales (de los videojuegos a las plataformas), más allá de los impuestos. Rodríguez Zapatero alerta de que, o entiendes y aceptas este mundo, o te quedas indefenso. Primer ejemplo, la pandemia.

    Este nuevo mundo supone subirse al tren de la inteligencia artificial (IA) alimentada de ingentes cantidades de datos, de tecnología blockchain para validar transacciones de forma descentralizada, objetos interconectados y ciberseguridad. 

    Pese sus críticas y a su amargura por lo que considera falta de visión, el libro destila optimismo sobre las posibilidades de transformación del país, por encima de una realidad en la que el 55% de la población de 16 y 74 años carece de habilidades digitales básicas. 

    Al margen de lo que se opine sobre la pasión y la fe en la tecnología para resolverlo todo, hay que agradecerle a este libro su claridad. 

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación
    Otros artículos de este número:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario