Turbocapitalismo: los maestros de la quiebra // Un financiero horrorizado