Un engranaje a punto y ya con todas las patas

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Mayo 2017

    Reto: Por mucho que se proponga seguir los criterios de la economía solidaria, una empresa sola lo tiene muy difícil si no hay también un mercado social con todas las patas bien puestas. Ya existe.

    Después de años de construcción, el mercado social ya está plenamente operativo, con todas las patas bien colocadas alrededor de la Red de Redes de Economía Alternativa y Solidaria (REAS), que aglutina la economía solidaria en España y es espacio central de intercooperación.

    El punto de partida para poder hablar de mercado social es naturalmente la existencia de empresas y entidades que funcionen siguiendo los parámetros del sector —democracia, transparencia, equidad, etc.—, pero se necesitan también elementos de certificación, como la auditoría social, ahora ya muy consolidada y con herramientas informáticas sencillas que la facilitan mucho.

    Otra pata básica es el acceso a la financiación de las empresas, a menudo cerrado por parte de la banca convencional, que...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.