Ciudadanos y propietarios

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Por (Periodista)
    Marzo 2014

    El concepto de propiedad es importante. Hablemos de nuestro principal patrimonio.  ¿Le han timado con las preferentes? ¿La hipoteca le amarga la vida? Quizá usted, dilecto lector, no se haya visto atrapado ni por las preferentes ni por una hipoteca monstruosa. Hay que felicitarle por su buen ojo. Tal vez haya realizado incluso alguna inversión inteligente o afortunada y cuente con unos ahorrillos por si acaso y un patrimonio decente. Pero no se sienta demasiado feliz: lleva años, posiblemente toda su vida adulta, invirtiendo dinero por la vía de impuestos y cotizaciones en un negocio ruinoso, del que es usted copropietario, aunque en general no lo parezca. Usted, señor mío, es dueño de España, y responsable último de su deuda. Vaya haciéndose a la idea.  Los españoles, a diferencia de los británicos, nos enfrentamos de forma bastante relajada a nuestra triple condición de ciudadanos, contribuyentes y propietarios. Nos hemos habituado a pensar que el Estado “son...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.