Enloquecidos

  • El poder de la revista está en TUS manos. Súmate a este proyecto cooperativo.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Por (Periodista)
    Marzo 2018

    Puedes leer todavía 0 artículos gratis este mes.

    Los sistemas económicos enloquecen antes de morir. Ocurre siempre.

    El orden socialdemócrata, o keynesiano, se construyó después de la Segunda Guerra Mundial con una idea básica: el bienestar de unas poblaciones que habían sufrido muchísimo con la Gran Depresión y la matanza bélica. Era una idea razonable. Aquel sistema, basado en el crecimiento ligado a la reconstrucción, el gasto público, la Seguridad Social y el pleno empleo, tenía un efecto secundario aparentemente inofensivo: una inflación crónica.

    El sistema funcionó bien. Hasta que, a mediados de los 60, la economía...

    Suscríbete

    Has leído ya 3 artículos de nuestra revista sin ningún coste. Esperamos que te hayan gustado.

    Si crees que otra economía es posible y deseas seguir disfrutando del acceso permanente a todos nuestros contenidos, ¡suscríbete, desde 49€ al año, haciendo click en una de las siguientes opciones!

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario